Singnificado del Simbolo de El Cid

¿Alguna vez en las clases de historia te hablaron del cantar de mio cid ? pero te aseguro que nunca te contaron todos sus secretos y la relación que tiene con  España¿te llama la atención este tema? ¡Entonces sigue leyendo porque este artículo es para ti!

¿Qué es El Cid?

Rodrigo Díaz de Vivar, conocido como  “El Cid” (término brindado por los árabes, que viene a significar “Señor” en castellano) fue un caballero que participó en la Conquista de Toledo en nombre del Rey Alfonso VI, al igual que en el Reino de Valencia.

el cid el campeador de burgos

Este caballero fallece en 1099 y sus restos son resguardados en el monasterio de San Pedro de Cardeña.

Actualmente El Cid es más una expresión que se utiliza para identificar al arquetipo de caballero noble dedicado a defender lo que considera verdadero y justo por el resto de su vida.

Historia del Campeador de Burgos

el cid

Rodrigo Díaz de Vivar, El Cid, fue un caballero noble castellano que formó parte de las conquistas al Reino de Valencia y el Levante de la península ibérica para finales del siglo XI bajo el nombre del Rey Alfonso VI.

Para el momento en que conquista Valencia, se establece como Señor de esta ciudad independiente el día 17 de junio de 1094. Todo esto hasta su muerte, momento en que su esposa Jimena pasa a heredar su poder, hasta que los moros lo recuperan en 1102.

Durante toda su vida (y a pesar de su posición como caballero de la Corona, y especialmente de Castilla) se dividió entre las órdenes de diferentes nobles y ricos, desde cristianos a moros, muchas veces por su propio beneficio, quizás llegando a actuar como un mercenario o soldado entrenado que prestaba sus servicios a cambio del botín.

Esto, sin embargo, no elimina su importancia como figura histórica de la época de la Reconquista. Dicha influencia se ve reflejada en el más importante cantar de gesta de la historia y la literatura española: el Cantar del mío Cid.

El Cantar del Mío Cid

El Cantar del mío Cid es un cantar de gesta de autor o autores desconocido que cuentan las hazañas del caballero Rodrigo Díaz de Vivar durante sus últimos años. Dicha obra se encuentra dividida en tres cantares: el Cantar del destierro, el Cantar de las bodas de las hijas del Cid y el Cantar de la afrenta de Corpes.

Primer Cantar

Con resentimiento y calumnias, los nobles envidiosos del éxito del Cid comienzan a maquinar con cizaña para que el Rey Alfonso VI de Castilla destierre al caballero para siempre. Al lograr su cometido, Rodrigo Díaz de Vivar se ve obligado a abandonar su país con sus vasallos, entre los que se encuentra el siempre leal Älvaer Fañez.

El Rey, para hacer más difícil su travesía, declara a todos los pueblos de Castilla que no den hospedaje al caballero errante, lo que lo obliga a dormir acampando en las afueras de la ciudad.

Es entonces cuando el aristócrata Martín Antolínez le brinda comida, y además, le ofrece un préstamo, con el que obtiene dos judíos. Al día siguiente a su propuesta, el caballero va hacia sus parientes y les dice que levanten las tiendas, que deben continuar con el éxodo hacia el monasterio de San Pedro de Cardeña, donde se encuentran asiladas su esposa Jimena y sus dos hijas.

Después de largo tiempo del viaje, el Cid finalmente se reencuentra con su amada, y sus emociones se desbordan, a la vez que la toma en brazos a ella y a sus hijas, justo antes de encomendar las al abad don Sancho.

Comienza entonces el caballero con combates en las zonas de Castejón y Alcocer, donde vence a ambos reyes moros, enviando el botín al Rey Alfonso VI, como un regalo. Continúa con viajes desde Teruel hasta Lérida y Castellón.

Es entonces cuando el Conde de Barcelona lo desafía, pero pierde su libertad al perder su batalla ante el Cid, terminando así el primer Cantar.

el cantar del mio cid

Segundo cantar

Tras más de una década de ser desterrado, tiempo durante el cual vence al rey moro que gobernó Sevilla, el Cid envía otros regalos al Rey Alfonso, quien como muestra de su gratitud le permite ver a su esposa e hijas.

Antes de poder hallar la paz, Yucef de Marruecos aparece ante la entrada de Valencia con un magno ejército. Todo para ser derrotado también por el caballero, quien utiliza sus ganancias para enviar aún otro presente al Rey castellano.

Ante los múltiples regalos y conquistas que el caballero deja a sus espaldas, el Rey Alfonso VI le permite volver y manifiesta su perdón de manera pública, pidiéndole que case a sus dos hijas con los infantes Diego y Fernando de Carrión, ofrecimiento que, a pesar de no dejar muy satisfecho al Cid, no consigue negarse.

Este pasa a organizar ambos matrimonios para el momento en que el segundo Cantar acaba.

Tercer cantar

La mala impresión que dejan los infantes con la derrota en la batalla contra el Rey Búcar no se hace esperar. Al sentirse insultados (quizás con razón), se encuentran indignados e irritados, por lo que se trasladan inmediatamente a Carrión, cada uno con su esposa.

El viaje no sale como lo planeado, pues durante el camino se detienen y pasan a descargar su ira en sus esposas, a quienes dejan golpeadas, bañadas en sangre, sin conocimiento y totalmente abandonadas a su suerte.

El único que las socorre es Félix Muñoz, quien las encuentra en tal estado y las lleva de regreso a su padre. Rodrigo Díaz de Vivar no tarda en clamar justicia por el trato indigno que sufrieron sus hijas.

Derrotados y deshonrados, los infantes pierden el duelo demandado a manos del Cid, quien ve su honor restaurado y casa nuevamente a sus hijas, esta vez con los nobles infantes de Navarra y Aragón, justo terminando el tercer Cantar, y con esto, una de las obras más importantes de la historia de España.

Es indudable que la obra presenta mucha minuciosidad, contándonos el drama y las victorias del Cid con realismo y detalle en las costumbres, locaciones, vestimentas y acontecimientos de forma impecable en su rima y estructura.

Significado de El Cid en la Cultura Española

Como uno de los guerreros más importantes de la literatura e historia española, es normal que sus hazañas hayan sido documentadas y a su vez utilizadas como inspiración para muchos autores.

Incluso para un hombre que vivió y murió hace tantos siglos, mantenerse como una leyenda es un mérito bastante a destacar. Solo “el Cantar del mío Cid” es una de las obras literarias más famosas, más leídas y más analizadas en la historia española, y con buenas razones, ya que nos sirve como registro histórico de los mejores momentos de un verdadero caballero medieval.

Monumento al Campeador de Burgos, El Cid

Podemos encontrar la estatua del cid en el centro de la ciudad de burgos , muy cerca del puente san pablo y justo al frente del teatro , esta estatua se encuentra en la vía pública , por eso visitarla es totalmente gratis , además este monumento fue diseñado por juan Cristóbal y  inaugurado en 1955 por el dictador francisco .

Esta obra tiene un gran tamaño aunque los críticos resaltan que su valor simbólico es aún mayor al artístico. Este monumento está ubicado  en un pequeño jardín, además está montado en un gran pedestal de granito y piedra caliza.

Esta estatua del cid está hecha de bronce y mide 4 metros de altura. Además muestra al campeador montado a caballo, listo para la guerra, con su larga barba, su pesada armadura y su capa que vuela con el viento.

El Cid por el Mundo

Podemos encontrar los 7 cid más destacados en todo el mundo.

Nueva York

 Podemos encontrar  en la plaza audubon terrace una de las mejores exhibiciones de esculturas  de nueva york. a partir de 1908 en la parte inferior de esta exhibición podemos encontrar la estatua del cid hecha de bronce , la cual contiene 4 guerreros sentados en torno  a la base y además contiene relieves de piedra , que representan a don quijote y a boabdil , los cuales están situados de perfil y montados a caballo .

el cid de nueva york

San Diego

A partir de 1930 en el parque balboa de san diego se encuentra la estatua del cid campeador , la cual mide más de 7 metros de altura.

el cid de san diego

San Francisco

En el museo de las bellas artes que está situado en la plaza de la legión de honor podemos encontrar el monumento al cid.

el cid de san francisco

Buenos Aires

En buenos aires podemos encontrar la estatua del cid campeador en el barrio del caballito, el cual fue inaugura en 1935 y en la base de la estatua podemos encontrar la frase “Siglo XI, el Cid Campeador. Encarnación del heroísmo y espíritu caballeresco de la raza”.

el cid de buenos aires

Valencia

La estatua del cid llega a valencia en 1964, al tiempo de los tramites que comenzó Sorolla, Llorente y serrano en 1888.

el cid de valencia

Burgos

Existe una plaza en burgos, llamada la plaza del mío cid, la cual tuvo la dicha de inaugurar la estatua ecuestre de bronce del cid en 1955. esta estatua en particular fue esculpida con la forma del campeador a punto de salir de la ciudad , camino al desierto , en el lomo de su caballo , con su capa volando con el viento , blandiendo  fuertemente su Espada , rodeado por los suyos , los cuales existen 8 que permanecen a su lado en estatuas de piedra .

el cid de burgos

Sevilla

En 1929 Sevilla obtuvo como regalo de “la sociedad hispánica de américa”  la estatua del cid con la motivación de la exposición iberoamericana.  Esta estatua representa la relación de la ciudad de Sevilla con  el cid campeador. Esta escultura en específico ha aparecido en varias películas como el ciudadano kane, entre otras.

el cid de sevilla

La mayoría de estas estatuas y monumentos en honor al cid fueron hechas por Anna Hyatt Huntington.

¿Te pudo haber parecido sorprendente el significado y la historia de este símbolo?, sin embargo si te intriga todo sobre este tipo de temas , no puedes dejar de leer nuestros artículos. ¡Sigue leyendo para que descubras todos sus grandes historias!

 

Qué te Parece

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *