Ajet – Simbología e historia

¿Eres fanático de la mitología y simbología Egipcia? ¿Te da curiosidad, tal vez? Sea cual sea la razón, hay varios símbolos que necesitas conocer desde el principio. Desde los elementos que lo componen, como sus significados, historia y usos.

Te invitamos a conocer al Ajet, su simbología e historia. Quédate con nosotros un rato, continúa leyendo, y descubre la magia del antiguo Egipto traído hasta tu pantalla.

historia y simbología del Ajet

 

¿Qué es?

AjetEl Ajet, también llamado Akhet, es un jeroglífico proveniente del antiguo Egipto. Según los datos recopilados, el Ajet representa el amanecer y el horizonte de cada mañana.

Un símbolo bastante particular y que se encuentra a su vez asociado al dios del horizonte, Atón o Aker. De igual manera, guarda relación con otros dioses, como Shu, Tefnut, y el dios Ra, el Sol.

El Ajet aparece en diversas infraestructuras, como en los pilonos de los antiguos templos, donde se relataba su simbología, uso como amuleto, e importancia para la cultura egipcia.

Elementos que lo componen

El Ajet es característico por los únicos dos elementos que los componen; y que cada uno tiene un significado por separado y juntos.

En la parte superior, vemos un círculo o disco, en referencia al sol. En la parte inferior y como base, vemos dos elevaciones, que rodean en parte al disco solar. Esta base, hace referencia a las cadenas montañosas que recorren el Valle del Nilo.

Ambos elementos en conjunto, forman al llamado Ajet, u Horizonte como suele traducirse al español. Este símbolo del antiguo egipto, implícito en varios muros, tiene un increíble significado que más adelante iremos contando.

elementos que componen el ajet

Simbología

De manera simple, los dos elementos del Ajet, que comentamos anteriormente, representan la salida y la puesta del sol. Es decir, el amanecer y el crepúsculo, al horizonte egipcio.

Este símbolo solía mostrarse a menudo en custodia de dos leones contrapuestos. Igualmente, estos leones representaban, por un lado al dios Aker, y por el otro lado a los dioses Shu y Tefnut.

Esa posición era el lugar de descanso y renacer del dios Sol, o dios Ra. Por tanto, Ajet, también se relacionaba con el renacimiento diario, la recreación y los nuevos inicios. Mientras los leones que los resguardan, representan el ayer y el hoy.

Origen

Según la historia contada por los Heliópolis, o antiguos sacerdotes egipcios, el mundo y el universo fueron reordenados con el tiempo. Es decir, no hubo creación, pues estos ya existían, pero en tinieblas, caos, desorden y oscuridad.

En su interior, existía una entidad de inteligencia suprema, llamada Atóm, del cual surgió el dios Ra, como su conciencia. Este emergió del mar oscuro que cubría el mundo, y en forma de disco solar, se elevó de entre las colinas del Valle Nilo.

Allí es donde se origina entonces el Ajet. El espacio donde se eleva el dios Ra, para dar paso a luz del sol, y hacer desaparecer las tinieblas que rodeaban al mundo y el universo, y comenzar la reordenación.

Por tanto, el Ajet es un símbolo fuertemente ligado a los procesos de renacimiento, recreación, y nuevos inicios.

Siguiendo esta línea de reorganización, los antiguos ciclos estacionales del año egipcio, comenzaban a finales de agosto, cuando el sol se levantaba. Esta temporada del año o estación era llamada igualmente Ajet. Al español se podría traducir como la temporada de Inundación (finales del verano y otoño) y formaba parte del calendario estacional egipcio.

historia del ajet

Cultura e historia

Una de las tantas particularidades del antiguo egipto resulta ser su magnífica arquitectura, y el como esta reflejaba cada aspecto de la cultura, religión, historia y mitología de dicha sociedad.

En el caso del Ajet, podemos ver como este símbolo surge desde la mitología egipcia sobre la reorganización del mundo y el universo. Seguido de esto, el símbolo sigue apareciendo en grandes templos y monumentos de culto, como en la ciudad de Karnak, por su relación con el símbolo Ajet. Su cercanía al Nilo y la cadena de montañas que lo rodean, esta ciudad comenzó a llamarse como el Horizonte del Rey Atón (también llamado Ajetatón) , y se convirtió en la capital de culto a dicho rey.

En esta zona, se levantaron desde cero los primero templos funerarios para la familia real, pero más tarde se convirtió en una ciudad dividida en 6 grandes complejos, dedicados al cultivo, al culto, al comercio, la política, residencias para los trabajadores, y por supuesto, un complejo exclusivo para la familia real.

Tras la muerte del rey Ajetatón, y sin un heredero al trono, el culto de debilita, y con el tiempo, la ciudad deja de ser capital de egipto. El poder político, religioso y comercial se mueve a la ciudad de Tebas, y el Horizonte de Atón es abandonada.

Pocas estructuras aún en día se mantienen, y entre ellas, tenemos los pilonos donde aún se muestran grabadas el símbolo Ajet, su historia, origen, y simbolismo.

 

cultura e historia del ajet

Como jeroglífico

 

Como jeroglífico, el Ajet igualmente representa el lugar entre colinas donde sale y se pone el sol. Por esto mismo, se muestra con un ideograma para horizonte.

También se describe como el lugar de transición de dioses y muertos, entre la vida y la reencarnación.

Por otro lado, a las antecámaras de las antigua pirámides egipcias, se las asocia con el Ajet, como el lugar donde el rey muerto se convertiría y renaceria como el sol sobre el horizonte.

Además de las pirámides, en los antiguos pilones o muros arquitectónicos con orientaciones al este-oeste, aparece también el signo Ajet. Un ejemplo de esto, es el Templo de Karnak, donde aun en dia se puede encontrar este jeroglífico.

Escritura

símbolo ajetLos jeroglíficos están divididos en tres tipos de signos, los ideogramas, los fonogramas y los trilíteros. El Ajet es considerado un ideograma por ser un solo signo que engloba una palabra o idea en general.

Hay veces en que los ideogramas funcionan para determinar o categorizar una palabra. En el caso de Ajet, encontramos dos ideogramas que componen uno mismo.

El elemento mencionado anteriormente, de dos elevaciones, es un ideograma que hace referencia a la montaña. Mientras que el segundo elemento, el disco, hace referencia al sol y al dios Ra o Atón. Juntos conforman la simbología que hemos explicado anteriormente, el dios Ra o Sol elevándose de las montañas.

Contextos en los que se utilizaba

Como hemos comentado ya previamente, este comenzó a parecer con el rey Atón, quien mandó a grabar el símbolo Ajet, en los templos funerarios para su familia. Esto a fin de que los difuntos pasaran por la transición de la muerte a la reencarnación.

El Ajet solía aparecer en la entradas y las primeras cámaras de éstas grande estructuras, pues allí era el inicio de la transformación.

Por tanto, si bien hay muy poca información sobre el Ajet, su simbología e historia, aun así,no deja de ser interesante, mágica, y con excelentes significados asociados a deidades, cultos, y mitologías del antiguo egipto.

simbología del antiguo egipto

Si este artículo te gustó, recuerda visitar nuestros otros links y descubrir más sobre símbolos culturales de egipto.

Qué te Parece

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *